Archivo de la etiqueta: siglo XX

La Historia del Hip Hop (I)

Vista del barrio neoyorquino del Bronx
Vista del barrio neoyorquino del Bronx

El hip hop es un movimiento artístico-cultural, que surge a finales de los años sesenta en el barrio neoyorquino del Bronx. Allí se celebraban fiestas de la comunidad afroamericana donde se ponía diferentes tipos música, normalmente funk o blues, mientras se bailaba break dance. Poco a poco el movimiento fue evolucionando, los disc jockey pinchaban esta música a un ritmo sincopado, mientras hacían scratch, es decir mientras rayaban los discos de vinilo. Esta forma de realizar música procedía directamente de Jamaica, lo que agregó también a la comunidad jamaicana a la integración del hip hop. Como veremos tendrá gran repercusión en la América caribeña. El disc jockey era apoyado por un maestro de ceremonias (Master of Ceremonies o MC) quien intercalaba entre música y música unas palabras de presentación para amenizar la fiesta. Cuando el maestro de ceremonias no actuaba, los breakbeats boys (b-boys) bailaban break dance. Paralelamente a este movimiento, surgía en las paradas y trenes de metro un fenómeno curioso, aunque no está tan definido en su origen, el graffiti. Sobre el graffiti hay tantas dudas que primero habrá que definir qué es graffiti y que no lo es –será en el apartado dedicado al graffiti-.

Los griots son los juglares africanos
Los griots son los juglares africanos

No es casualidad que el hip hop surja entre la comunidad afroamericana en Nueva York. El hip hop no es más que un salto dado desde el África central hasta América, debido a los movimientos migratorios tras la descolonización. Muchas tribus centroafricanas tienen bailes que recuerdan al break dance, realizándose como tributo a los fenómenos atmosféricos. También, en otras zonas de África como Senegal, encontramos los juglares o griots africanos, quienes llevaban a cabo varios tipos de recitar poemas muy curiosos, tanto, que se considera el precedente del rap. La única diferencia es que los griots cantan y el rapero no –tema que recordaremos en el apartado de rap-. Estos juglares, fundamentalmente eran de dos tipos: signiflying, que tenían que recitar con el doble sentido de la burla a su contrincante y el playing the dozens, que tenían que recitar insultos con ingenio. Es el germen de las batallas de gallos, es decir, dos raperos en un escenario, que tienen que “insultarse”, de una manera ingeniosa o con un doble sentido. El más aplaudido es el vencedor. Todos los años hay varias batalla de gallos en España y América Latina, donde se presentan muchos raperos que, algunos, a partir de ahí pasarán a ser Master of Ceremonies.

Etimológicamente, hip hop significa: hip (saltar) hop (cadera). Este término procede de los propios disc jockey, cuando en las fiestas afroamericanas, saltaban de un plato a otro de la mesa de mezclas y pinchaba los vinilos, de ahí hip hop. Pero, este término lo emplea por primera vez, el rapero Afrika Bambaataa. KRS ONE fue el que aunó los cuatro elementos del hip hop: Break Dance, Rap, Graffiti y Djing. Actualmente hay un gran debate sobre la introducción de algunos elementos más al movimiento hip hop, como Beat Box,  los murales, el beatmakin o producción de fondos musicales (‘beats’), el poping, el locking, etc. e incluso otras manifestaciones no relacionadas con la música, como el baloncesto callejero, incluso en algunos sitios el fútbol callejero, el  Skateboarding –acrobacias con los monopatines- o la propia moda.

afrika bambaataa y DJ Yutaka en 2004
afrika bambaataa y DJ Yutaka en 2004

Visto esta pequeña introducción a la historia del hip hop podemos ver cómo se puede considerar el hip hop como un fenómeno cultura: tiene su forma artística de representación, su vocabulario propio, incluso, sus propias creencias en una declaración de paz del hip hop que se llevó a la ONU en el año 2001. Incluso, el componente que está dentro del panorama hip hop es el b-boy o b-girl. Éstos son los miembros que agrega la comunidad hip hop, tiene que ser una persona que esté en el mundo del hip hop, siendo aceptado por la comunidad e integrado en alguno de los cuatro elementos, o simplemente le guste y esté integrado de manera que pueda sentir que el hip hop es suyo, como parte de una cultura. El b-boy o b-girl, como antes hemos dicho, puede significar breakbeats boys, pero también, bad boys, lo que pasa es que este último término tiene gran confusión a su alrededor, hay quienes lo defienden y quienes lo niegan en absoluto. Pero, en definitiva el b-boy o b-girl es aquella persona que siente el hip hop como suyo. El b-boy, en general tiene un par de características que, en un principio son contradictorias, pero que irá siguiendo todos y cada uno de los elementos del hip hop: respeto y egocentrismo. Suena mal en un principio, pero tiene su explicación. La evolución del hip hop ha hecho que los b-boys defiendan lo suyo, como lo mejor realizado (ya sea un movimiento de break, unas letras de rap o unas firmas con spray), porque el b-boy se tiene que considerar el mejor, ¿por qué? Muy sencillo, el b-boy, como parte de la cultura, tiene que evadirse de las restricciones sociales, el movimiento hip hop es un movimiento reivindicativo, donde está en gran parte el llamado espíritu del 68, por eso no puede rendirse nunca e intentar ser el mejor, luchar por aquello que siempre ha soñado y llegar a ser lo que él siempre le gustó ser. Pero esto en el hip hop no es único, también hay que tener en cuenta que no estás solo en esto, tienes que tener respeto. Esta segunda característica es más importante incluso que la primera, sin respeto, en el hip hop no llegas a ningún sitio. El hip hop sigue en parte, una serie de reglas no escritas, donde el saltárselas significarían la exclusión por parte de la comunidad hip hop. Estas reglas las iremos comentando en cada uno de los apartados de este trabajo, que coinciden con los elementos del hip hop. El respeto viene desde las propias comunidades afroamericanas, donde el pequeño respeta al máximo a su mayor. Aquí el paralelismo que sigue es que la nueva escuela –integrantes recientes dentro de la cultura hip hop- tienen que respetar a la vieja escuela –generación de mayores que llevan muchos años integrando la comunidad hip hop-. En el vocablo hip hop será que la new school tiene siempre que respetar todo aquello que surja desde la old school.

Historia de la Guitarra

Paco de Lucía tocando la guitarra española
Paco de Lucía tocando la guitarra española

El pasado 25 de febrero se nos fue el gran Paco de Lucía, maestro de la guitarra quien, incluso, fue nombrado por el New York Times como el Jimi Hendrix de la guitarra española. Ello me inspiró en realizarle un pequeño homenaje, pero que no fuese directo, es decir, que no fuese hablar de su vida. Intenté ir un poco más allá y rendirles homenaje a todos los maestros que han hecho posible que, un instrumento de segunda fila y considerado popular, se convirtiese en el icono de la música. Hoy, gracias a tantos grandes guitarristas, cada vez que se representa a la música, se hace con un dibujo de un pentagrama o de una guitarra. Vamos a analizar el porqué de esto con una breve historia de la guitarra.

Seguir leyendo Historia de la Guitarra

Una breve historia de la lobotomía

En uno de los especiales de Halloween de los Simpson, Homer Simpson viaja a través de varios universos temporales alternativos gracias a una tostadora estropeada a la que convierte involuntariamente en máquina del tiempo por medio de una desastrosa reparación. Uno de esos universos está dominado por Ned Flanders, convertido en una especie de Gran Hermano cursi y sonriente que no duda en practicar lobotomías frontales a los ciudadanos descontentos con el régimen. El método que se emplea al practicarlas consiste, en palabras del tabernero Moe Szyslak, en extraer un pedazo de cerebro a través de la nariz, sin necesidad de abrir el cráneo en una operación abierta.

Por surrealista que pueda parecer el método descrito en la famosa serie de dibujos animados, varios miles de personas fueron sometidas a operaciones similares entre los años treinta y sesenta de pasado siglo, aunque los orígenes de la lobotomía se remontan a finales del siglo XIX. Utilizando diferentes técnicas, a estas personas se les extraían pedazos enteros de sus lóbulos frontales, aunque lo más común era que los cirujanos se limitaran a cortar las vías nerviosas que comunican dichos lóbulos con el resto del cerebro. Al hacer esto, se pretendía curar enfermedades y desórdenes mentales como la esquizofrenia, la depresión o los trastornos obsesivo-compulsivos. Lo cual se conseguía en apariencia muchas veces, ya que los enfermos se volvían dóciles y tranquilos, aunque lo que en realidad ocurría es que quedaban básicamente catatónicos, gravemente incapacitados para el resto de sus vidas.

Picahielos adaptados para la lobotomía

Uno de los procedimientos más escalofriantes para practicar lobotomías fue el utilizado por el neurólogo y psiquiatra estadounidense Walter Freeman, que introducía un picahielos en los conductos lacrimales y lo golpeaba con un mazo de caucho hasta que penetraba en el cerebro del paciente y cortaba vías nerviosas aleatoriamente. Mediante este método lobotomizó a centenares de personas entre 1947 y 1967, incluyendo a una hermana del presidente John Fitzgerald Kennedy, Rosemary, que quedó infantilizada de por vida. Finalmente, le fue retirada la licencia después de que varios de sus pacientes murieran a causa de hemorragias cerebrales.

Por aterrador que nos parezca hoy día, lo cierto es que la práctica de la lobotomía estuvo ampliamente extendida y aceptada durante las décadas centrales del siglo XX. Se calcula que en ese plazo de tiempo fueron lobotomizadas varias decenas de miles de personas, no sólo en los Estados Unidos, sino en el Reino Unido y en Escandinavia. Se trata, en cualquier caso, de uno más de esos capítulos oscuros de la medicina en los que fue tan fecundo el siglo XX, quizá tan sólo superado por el enorme éxito de la eugenesia en esas mismas décadas. De esa terrible historia hablaremos otro día.

Para saber más:
C. George Boeree, «A Brief History of the Lobotomy», disponible en http://webspace.ship.edu/cgboer/lobotomy.html.
Annalee Newitz, «The Strange Past and Promising Future of the Lobotomy», Wired Science, 31/03/2011, disponible en http://www.wired.com/wiredscience/2011/03/lobotomy-history/

Fuentes de las imágenes:
Threehouse of Horror V, The Simpsons, episodio nº 109 (6×05), 1994.
Orbitoclastos (es decir: picahielos adaptados para practicar lobotomías).