Archivo de la etiqueta: 1214

Quéribus y los “castillos cátaros”

Estuve hablando con unos amigos sobre ir de viaje. Ir de viaje, así a granel. Es lo que tiene el otoño: estoy todo el verano currando como una desgraciada y en otoño necesito salir, como los perretes; me paso el otoño entero arañando la puerta y pensando en qué haré de aquí a fin de año y en ahorrar para no parar de ir a sitios el año siguiente. El otoño también lo que tiene es que me recuerda a mi abuelo y cuando íbamos a buscar setas; porque me pasé la infancia paseando con él por el campo, buscando setas, espárragos, caracoles, recogiendo moras y aprendiéndome todos los nombres de las plantas y los pajaricos. Y, claro, también necesito salir al monte. Aquí no hay monte. Es algo que me desquicia.

Seguir leyendo Quéribus y los “castillos cátaros”