Archivo de la categoría: Patrimonio

Desperta Ferro: El tesoro de la Mercedes

Nos sorprendió de una manera muy grata la revista Desperta Ferro con su minucioso análisis sobre el tesoro de la Mercedes. Una revista amena, visual, con mucha historia y análisis de una etapa de la historia de España poco conocida, pero muy importante de cara a todo lo que terminaría aconteciendo el siglo XIX. La Mercedes era una de las cuatro fragatas que parten hacia América a recaudar los caudales de varios años atrás, se aprovecha el tratado de paz de Amiens para dirigir a la flota y darle una mayor seguridad. Una vez de vuelta, a sólo un día de navegación de Cádiz (su destino final), se encuentra con una flotilla inglesa que hace estallar por los aires a la Mercedes con casi un millón de pesos registrados. La explosión de la Mercedes y la incautación de las otras tres fragatas provocarían la ruptura de la Paz de Amiens y la entrada en guerra de España contra Inglaterra, con la que ya estaba en conflicto Francia. Seguir leyendo Desperta Ferro: El tesoro de la Mercedes

¿Adaptación o transformación? Shakespeare, la manzana, y la traducción intercultural.

Hace poco Matera, la ciudad de piedra, ha sido elegida Capital Europea de la Cultura para 2019. Seguramente nadie lo hubiera dicho hace 70 años, cuando en Italia se hablaba de este burgo encaramado trabajosamente sobre los Apeninos de un modo parecido al que usábamos en España para hablar de Las Hurdes: como de un desolador ejemplo de retraso y pobreza. El primer ministro De Gasperi se refería a ella en 1950 como “la vergüenza de Italia” y aunque el retraso y la pobreza, evidentemente, no se explicaban por la presencia en Matera de ciertas formas de vida relacionadas con su cultura material e inmaterial (la guerra y otros males casi crónicos la habían azotado con fuerza), sin duda ofuscaban –hasta denostaban- esa cultura por completo. Seguir leyendo ¿Adaptación o transformación? Shakespeare, la manzana, y la traducción intercultural.

La(s) Casa(s) de Alba en Salamanca

Ayer, 20 de noviembre, por eso de coincidir con efemérides varias y hacer más fácil recordarlo, murió Cayetana, la decimoctava Duquesa de Alba. Seguro que también falleció más gente, pero esa gente se la viene trayendo flojita y recolgona a los medios de comunicación. A fin de cuentas, es gente cuyo nombre no ocupa lo que ocupa María del Rosario Cayetana Paloma Alfonsa Victoria Eugenia Fernanda Teresa Francisca de Paula Lourdes Antonia Josefa Fausta Rita Castor Dorotea Santa Esperanza Fitz-James Stuart y de Silva Falcó y Gurtubay, que son varias líneas que te cogen un párrafo inicial y te lo arreglan guapamente dándole empaque.

Seguir leyendo La(s) Casa(s) de Alba en Salamanca

Infraestructura de la trashumancia: puente medieval de las Cañadas (Alcolea de Tajo)

Los denominados puentes trashumantes hacen referencia a los usados durante la Edad Media para trasladar el ganado de las zonas más frías a las más cálidas durante el periodo invernal.

Los diversos datos que poseemos sobre el periodo de creación de estas “autopistas” medievales (denominadas cañadas) nos indican que nos encontramos en una cronología cercana a los siglos XII-XIII. El caso concreto que aquí vamos a tratar hace referencia a la Cañada Real Leonesa, en la que encontramos el puente sobre el que voy a hablar. La cronología de este modelo arquitectónico la podemos situar en torno al siglo XIII cuando el rey Alfonso X reúne a todos los pastores de León y Castilla en una misma asociación: el Honrado Concejo de la Mesta de Pastores en 1273.

canadasreales
Mapa cañadas reales Fte: http://www.panoramio.com/photo/23062893

Seguir leyendo Infraestructura de la trashumancia: puente medieval de las Cañadas (Alcolea de Tajo)

De Cáliz de Doña Urraca a Santo Grial

Actualización.- El Museo de San Isidoro ha vuelto a exponer el Cáliz de Doña Urraca [1].

El 23 de marzo, además de morir Adolfo Suárez, la prensa leonesa recogía una asombrosa noticia bajo el titular “El Santo Grial está en León”. El hecho pasó ligeramente desapercibido hasta que ayer, día 26, todos los medios se hicieron eco y medio país quiso entender que sí, que el Santo Grial llevaba siglos en León y corrió a abrazarlo cual nuevo dogma irrefutable. Que esto es España y aquí todos somos expertos en reliquias, faltaría más.

Seguir leyendo De Cáliz de Doña Urraca a Santo Grial

Diez curiosidades de Salamanca

Salamanca, capital de la provincia del mismo nombre, cuenta con una población estimada de casi 150.000 habitantes. Uno de ellos -aunque se empeñe en no empadronarse- es quien esto escribe, que además ha podido estudiar e investigar en su universidad. Siempre queda bien escuchar eso de “ah, vives en Salamanca, qué suerte”, pero confieso que, al mismo tiempo, cansa leer la típica ristra de estereotipos facilones que pueblan guías, revistas y blogs de viajes. Culpa de ello también la tenemos los historiadores y la alergia de muchos a divulgar, de ahí el listado que viene a continuación.

Seguir leyendo Diez curiosidades de Salamanca

Documental “El Triunfante”: Campaña de Microfunding en Arqueología Subacuática

El Centro de Arqueología Subacuática de Cataluña pone en marcha una campaña de microfunding para terminar el documental sobre “El Triunfante“, el primer barco de guerra español excavado con métodos científicos en nuestro país y una de las piezas más importantes de nuestro patrimonio.

Seguir leyendo Documental “El Triunfante”: Campaña de Microfunding en Arqueología Subacuática

Arqueología experimental: un espectáculo científico

La Arqueología experimental, nos dicen Colin Renfrew y Paul Bahn en Arqueología. Teorías, Métodos y Práctica, “constituye un medio eficaz de estudiar los procesos postdeposicionales a largo plazo”. Los autores se refieren al experimento de Overton Down, pero la arqueología experimental, mediante la simulación, la fabricación y la recreación también pueden aportar importante información sobre el pasado.

Montículo experimental de Overton Down

En 1960, se puso en marcha en Overton Down un proyecto de arqueología experimental de larga duración. El experimento consistía en la creación de un gran terraplén de creta y turba de 21 metros de longitud, 7 metros de anchura y 2 metros de altura, con un foso paralelo. El objetivo del experimento era establecer el modo en el que se altera el montículo y el foso con el paso del tiempo así como el modo en el que se comportan los materiales (cerámica, cuero y tejidos) que fueron sepultados en su interior. A fin de controlarlo, se estableció que se llevarían a cabo cortes de seguimiento en 1962, 1964, 1968, 1976, 1992, 2024 y 2088. Un experimento a largo plazo que ya ha arrojado información interesante: en 1964, por ejemplo, la cerámica permanecía inalterada, el cuero poco afectado y los tejidos ya se estaban debilitando y decolorando.

Sin embargo, y aunque el experimento de Overton Down se encuentra ya en los libros de texto, no es ni mucho menos el único ejemplo. De hecho, es, quizá, uno de los menos vistosos. No os aburriré con ejemplos a base de montoncitos de tierra: la arqueología experimental, además de una técnica muy interesante para probar o desmentir teorías sobre el pasado, es una de las variantes de la Arqueología con mayor capacidad para asombrar.

Arqueología experimental, todo un espectáculo
Seguir leyendo Arqueología experimental: un espectáculo científico

Saqueadores arqueológicos: ladrones del patrimonio de todos

El pasado 2 de marzo aparecía en El País la noticia de que un jubilado había expoliado en los últimos veinte años más de 4.000 piezas de varios yacimientos de Castilla y León y de Aragón. El expolio de material arqueológico supone un delito contra el patrimonio nacional y la pérdida irremediable de valiosa información sobre nuestro pasado más remoto.

Piezas celtíberas incautadas. FUENTE: El País
Piezas celtíberas incautadas. FUENTE: El País

A principios de marzo salía a luz el saqueo sistemático que un individuo (me niego a darle otro nombre) había realizado en varios yacimientos en torno a su localidad de residencia. La Guardia Civil ha recuperado más de 4.000 piezas de todo tipo que estaban almacenadas en su vivienda de cualquier manera (en botes de café o cajas de bombones) y vincula a este saqueador con varios cascos celtíberos en venta por algunas subastas europeas. La operación, aparentemente, es un éxito y quizá permita reclamar los susodichos cascos. Que repiquen las campanas.

El problema es que, como ya he comentado anteriormente en las entradas relacionadas con el Caso Odyssey (ver artículo final aquí), las piezas producto de un saqueo, que han sido extraídas de los yacimientos sin los adecuados métodos y sin guardar registro detallado del contexto, pierden gran parte de su valor arqueológico. La mayor parte de la información que podría haberse sacado de estas piezas se ha perdido, puf, a tomar por saco, y ahora son poco más que objetos decorativos pintorescos. Sí, aun podrán hacerse algunos análisis, relacionarse con otro tipo de datos e inferir alguna información, pero donde eran realmente útiles era en las tumbas de las que han sido sacados. Gracias a este individuo hemos, esencialmente, perdido parte del pasado de la Península Ibérica. Mándenle una bonita postal de agradecimiento.

Concienciación: Una asignatura pendiente

Dejemos clara una cosa. Los restos arqueológicos son tan parte del patrimonio nacional como las iglesias y los castillos y el daño o apropiación del patrimonio nacional es un delito que puede ser castigado con la cárcel. El patrimonio arqueológico es un bien precioso que nos pertenece a todos y cuando alguien roba, saquea o expolia (llámenlo como quieran), nos están robando, saqueando y expoliando nuestro pasado a todos. Como si entraran en su casa y se llevaran todos los recuerdos familiares y éstos fueran la única manera de mantener viva su memoria.

Pero esta conciencia de que los restos arqueológicos no tienen valor si no se pueden estudiar en relación con el contexto en el que fueron encontrados es una asignatura pendiente y que debemos tratar de aprobar en el futuro.

La verdad es que los museos, los libros de arte, los periódicos y el cine no han ayudado a extender esta idea. Especialmente los museos (aunque ya se están modernizando mucho) dan más importancia a la pieza que al contexto en sus exposiciones y lo que el visitante recuerda al final es”lo bonita que era tal o cual vasija”, la “cantidad de monedas que había” o los “chulo que era ese broche”… De tal forma que el museo es recordado más como una extensión de la tienda de regalos.

Centro de Interpretación de Segóbriga en Saelices, Cuenca. FUENTE: Comunidad de Castilla la Mancha
Centro de Interpretación de Segóbriga en Saelices, Cuenca. FUENTE: Comunidad de Castilla la Mancha

Los “Centros de Interpretación Arqueológica” intentaban, además de generar turismo en los pueblos que albergaban yacimientos, atraer la atención sobre el contexto histórico y arqueológico de las piezas que normalmente vemos en los museos. Concienciar a la gente que los materiales arqueológicos no eran importantes por estar en un museo sino por dónde y cómo habían sido encontrados. Lamentablemente, fruto del boom económico, los centros también han sido víctimas de la crisis y languidecen vacíos e incluso cerrados a lo largo y ancho de la península.

Visita a Atapuerca. FUENTE: Fundación Atapuerca.
Visita a Atapuerca. FUENTE: Fundación Atapuerca.

En la actualidad, proliferan las exposiciones que intentan concienciar al público de la importancia de los yacimientos en sí mismos y de la existencia de un contexto. Algunos yacimientos han empezado a abrir sus puertas a grupos de visitantes (escolares y adultos) para enseñarles que lo que el arqueólogo hace en el campo no es un picnic sino trabajo científico y que el proceso es tan importante como los materiales que se encuentran.

Con un poco de suerte las futuras generaciones tendrán una idea más desarrollada de la importancia del patrimonio arqueológico de la península y casos como el de este saqueador serán motivo de escándalo nacional.

Mientras tanto, seguiremos confiando en que los pillen a tiempo… y no tras veinte años de actividad.