Archivo de la categoría: Historia

María Antonieta, ideas tontas y zombis

Detestada por la corte y el pueblo -hasta llegar al odio puro- María Antonieta es conocida también como «L’autrechienne/L’autrichienne» -un retruécano que significa algo así como «La otra perra/La austríaca»- y «Madame Déficit» -aquí no hace falta aclarar nada-. Durante la Revolución francesa se difunde una frase que pronuncia; cuando el pueblo, falto de harina y trigo para preparar pan, se encara con ella, ésta responde: «Que coman pasteles». Seguir leyendo María Antonieta, ideas tontas y zombis

Quéribus y los “castillos cátaros”

Estuve hablando con unos amigos sobre ir de viaje. Ir de viaje, así a granel. Es lo que tiene el otoño: estoy todo el verano currando como una desgraciada y en otoño necesito salir, como los perretes; me paso el otoño entero arañando la puerta y pensando en qué haré de aquí a fin de año y en ahorrar para no parar de ir a sitios el año siguiente. El otoño también lo que tiene es que me recuerda a mi abuelo y cuando íbamos a buscar setas; porque me pasé la infancia paseando con él por el campo, buscando setas, espárragos, caracoles, recogiendo moras y aprendiéndome todos los nombres de las plantas y los pajaricos. Y, claro, también necesito salir al monte. Aquí no hay monte. Es algo que me desquicia.

Seguir leyendo Quéribus y los “castillos cátaros”

El arte y práctica de la diplomacia y la negociación en el mar océano mediante el uso persuasivo de la fuerza A.K.A. La piratería.

El embrollo de los nombres.

Al hablar de piratería encontramos distintos sinónimos asociados a este concepto: piratas, corsarios, filibusteros, bucaneros… Son varios los autores que dedican páginas y más páginas a matizar cada uno de estos nombres; tienen en cuenta su tipo de barco, sus delitos favoritos, la legislación de diversos estados… Muchas consideraciones para sólo poder diferenciar de manera clara entre corsarios y el resto.

Seguir leyendo El arte y práctica de la diplomacia y la negociación en el mar océano mediante el uso persuasivo de la fuerza A.K.A. La piratería.

La Historia según Wert

[Esta publicación se hizo el día 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes, donde es tradición en España publicar noticias falsas. Por muy creíble que pueda sonar la noticia, no es real].

Cualquiera con más de dos dedos de frente conoce la famosa estrategia política de promulgar leyes en fechas donde puedan pasar desapercibidas. Hay casos flagrantes aprovechando la Semana Santa (recordemos la legalización del PCE un Sábado Santo), colándolas de tapadillo en un frenesí de escándalos de corrupción, antes de la final de la Champions, etcétera. Lo que sea con tal de pillar a la sociedad con un pie en plena Operación Salida y otro pie en la playita a punto de degustar una ensaladilla rusa cargadita de salmonelosis.

Seguir leyendo La Historia según Wert

Cuando éramos reyes: la OPEP y la crisis energética de los setenta.

A pesar de que en España los consumidores no lo estamos notando en demasía, el petróleo lleva varias semanas de caída constante y generando quebraderos de cabeza a algunos gobernantes de países productores a los que no les salen las cuentas. Tras haber superado los 120 dólares el barril en épocas relativamente largas de bonanza (y gasto) para los países productores, muchos Nostradamus de nuestra época lanzaban el grito al cielo acerca de que el llamado peak oil, se encontraba a la vuelta de la esquina. Quizás se peque de ventajismo, pero con un barril brent en lenta pero estable caída y que ya se ha situado en torno a los 70 dólares el barril y con la elasticidad que ha demostrado tener el lado de la oferta (nuevas inversiones, fracking, implementación de energías complementarias, etc.) mantener que el petróleo se va a acabar relativamente pronto es, a día de hoy, cuanto menos algo aventurado. Seguir leyendo Cuando éramos reyes: la OPEP y la crisis energética de los setenta.

La Iglesia Católica y la izquierda, una relación (no tan) extraña

El imaginario colectivo es curioso, en muchas ocasiones se impregna de arquetipos o tópicos basados en extender un pensamiento mayoritario a la totalidad del cuerpo que compone la institución, colectivo o tendencia en cuestión y ello genera una pasión bien extendida como es el frikismo, entendido el concepto friki como el diferente, el rompedor e, incluso en una devaluación del término, el revolucionario. Se puede aplicar esta descripción a la nueva estrella mediática de la Iglesia en España, la monja dominica Sor Lucía Caram. “Azote de los políticos” o “monja revolucionaria” son algunos de los apelativos que le otorgan los medios que dan cobijo y difusión a sus prédicas. Con un discurso populista (aquí está medianamente bien definido lo que es y ella lo conoce muy bien porque su país de origen es una potencia exportadora tradicional) de izquierdas ha despertado el apetito de las audiencias por ese rara avis que la consumen (porque la televisión también es consumo) con fruición mientras le asalta la sorpresa de cómo es posible que exista esa monja de izquierdas. Seguir leyendo La Iglesia Católica y la izquierda, una relación (no tan) extraña

Mercosur: Un mito de la integración latinoamericana

Termina el Mundial de Brasil y las sensaciones para las dos grandes selecciones de América, Brasil y Argentina, son cuanto menos agridulces. Quizás con el tiempo se valoraran más los resultados, sobre todo con los recursos con los que ambos conjuntos enfocaban la competición, pero la finalización del Mundial también supone la vuelta a la normalidad de las sociedades argentina y brasileira.

Argentina y Brasil, Brasil y Argentina, no importa el orden de los factores de las dos tradicionales potencias de la región sudamericana, fronterizas y tradicionalmente en conflicto, no siempre del todo pacífico, por la hegemonía del subcontinente sudamericano, sobre todo durante unas dictaduras militares que buscaron enemigos fuera que focalizaran el fervor nacional (véase Malvinas).

Seguir leyendo Mercosur: Un mito de la integración latinoamericana

Cómo conocí a vuestro padre (político): Definiendo el populismo.

En el análisis político actual se han generado una serie de términos-comodín los cuales el tertuliano o el político de turno se encuentra muy acostumbrado a repetir una y otra vez cuando lo que dice el oponente no le gusta. Frases como: “su argumento es una falacia…”, “eso que usted dice es demagógico…” o “esa medida es populista…” son normales en cualquier confrontación política, el problema es que una gran parte de los que las utilizan desconocen los significados de dichos términos. Seguir leyendo Cómo conocí a vuestro padre (político): Definiendo el populismo.