Archivos de la categoría Aquí fue Troya

grapo_001

Violencia política en La Transición (II): Los grupos de izquierda radical.

Hace aproximadamente un mes subíamos a la web la primera parte de este serial sobre violencia política en la Transición española, dedicando el primer capítulo a la violencia perpetrada por los llamados nacionalismos periféricos. Pero las acciones perpetradas entre inicios de la década de los setenta y principios de los ochenta no sólo correspondieron a grupos cuya motivación principal para la lucha eran reclamaciones ligadas a la autodeterminación y/o independencia de sus respectivos territorios, también existieron otro tipo de bandas que actuaron en este período de tiempo y cuyas motivaciones para la lucha estaban relacionadas con la totalidad del territorio español.

Dentro de este tipo de grupos (y sin obviar la violencia ejercida por el estado) he decidido, para una mejor comprensión y análisis de su existencia, dividirlos por motivos ideológicos dentro del tradicional eje izquierda-derecha, dejando para la siguiente entrega los grupos relacionados con la derecha y atendiendo en profundidad en este post a los que se sitúan en la izquierda.

La primera característica que poseen estos grupos de extrema izquierda es que plantean la violencia como medio para subvertir el status político imperante. Ello es importante porque permite diferenciar entre grupos políticos de izquierda con vocación y/o estrategia violenta y grupos que no la tienen (PSOE, PSP, PCE,…). Algunos de estos grupos violentos actúan sólo durante el Franquismo y la primera parte de la Transición como una forma de “respuesta” hacia el autoritarismo, pero otros llegan más allá actuando incluso cuando la Democracia española se encuentra consolidada.

En el entorno español y siguiendo la tónica explicativa del capítulo anterior de definir cada fenómeno por separado encontramos tres grandes grupos: la violencia anarquista con varias siglas que se modifican en el tiempo, el FRAP y los GRAPO.

¡Ni dios, ni patria, ni amo!: La violencia anarquista.

Si un país tiene tradición anarquista ese es España. Ya desde el último cuarto del siglo XIX se crean en la Península las primeras sociedades anarquistas, principalmente en torno a la CNT. También se producen los primeros atentados (ambos temas son tratados ampliamente por los profesores Juan Avilés y Ángel Herrerín en I, II, III y sobre todo en IV), donde destacan los magnicidios de José Canalejas, Eduardo Dato o Antonio Cánovas del Castillo, pero también hay documentados atentados masivos como la Bomba del Liceo de Barcelona donde murieron veinte personas.

Si bien la beligerancia y el peso cuantitativo del anarquismo hasta la Guerra Civil fue notable, la Dictadura reprimió o condenó al exilio a unas organizaciones ya diezmadas por la guerra. Sin embargo, con el debilitamiento de las estructuras franquistas y el advenimiento de la Democracia no se produjo un resurgir anarquista como si ocurrió con otro tipo de movimientos de izquierdas como el comunismo o el socialismo. Ello en gran parte es debido al carácter intrínseco que tenía el proyecto anarquista de preguerra (escasa verticalidad y fortaleza en pocos países) y que no pudo tener continuidad en el exterior al no existir grupos fuertes que mantuvieran viva la llama.

Sin embargo en la década de los setenta comenzaron a resurgir una serie de grupúsculos de componente anarquista que poco tenían que ver con la antigua CNT. Estos poseían un componente notable de espontaneidad y su importancia fue muy relativa y focalizada principalmente en el noreste de la Península.

Estos grupúsculos utilizaron multitud de siglas, algunas de ellas temporales o circunstanciales como GALLUT, Movimiento Ibérico de Liberación o GAROT, pero entre tal amalgama de siglas destacaron los Grupos de Acción Revolucionaria Internacionalista, los GARI.

Sus actuaciones fueron mayormente de sabotaje, focalizados no sólo contra intereses políticos y económicos del régimen franquista, sino también dentro del territorio francés, retomando aquella estrategia anarquista de principios de siglo XX de “propaganda por el hecho”.

Cartel del film “Salvador” (2006)

Pero si hay un nombre que resuena en la historia reciente del anarquismo en España ese es el de Salvador Puig Antich (1948-1974), el último preso ejecutado en España por medio del garrote vil. Puig Antich fue detenido a mediados de 1973 y condenado a muerte en Consejo de Guerra por un tribunal militar acusado del homicidio de un policía de la Brigada Político Social. Este había fallecido durante un tiroteo que se produjo en el operativo de captura del propio Puig Antich y de otros miembros de su grupo. A pesar de las múltiples presiones que sufrió el propio Franco para que parara la ejecución (incluso desde el Vaticano) la conmutación de la pena no se produjo. Finalmente Puig Antich murió agarrotado en la mañana del 2 de marzo de 1974, siendo el último ajusticiado de las historia de España por este método.

Si bien es cierto que hubo tenues experiencias de grupos violentos de corte anarquista en la España de la Transición, las principales organizaciones terroristas de izquierda radical (siempre excluyendo el nacionalismo de izquierdas extremo) fueron grupos armados con ideología marxista-leninista: el FRAP y los GRAPO.

 

Sed de vino, compañero

de vino y guerra…: el FRAP

El grupo marxista-leninista que menos se prodigó en el tiempo y en acciones violentas fue el Frente Revolucionario Antifascista y Patriota o FRAP. Creado en 1973 por el Partido Comunista de España (marxista-leninista) y que no se debe confundir con el PCE de toda la vida. El PCE (m-l) fue un partido de izquierda radical minoritario bastante cercano al Partido del Trabajo de Albania de Enver Hoxha y auspiciado y liderado por el ex ministro socialista durante la II República Julio Álvarez del Vayo.

El FRAP nació de manera “oficial” en el año 1973 tras el al I congreso del PCE (m-l) celebrado en Italia, pero ya había comenzado a andar varios años antes. Las primeras reuniones en las que empezó a fraguarse tuvieron lugar en enero de 1971 en París, en la casa del famoso dramaturgo Arthur Miller. Allí se inició la configuración del grupo y se redactaron sus seis principios programáticos.

La primera muerte ligada al FRAP se produjo el 1 de mayo de 1973, cuando en las manifestaciones obreras realizadas en Madrid convocadas por el PCE (marxista-leninista) y el Comité pro-FRAP fallece un subinspector de policía apuñalado entre las calles de Atocha y Santa Isabel. Ese día también resultaron heridos otros policías, dos de ellos de gravedad. Esta acción violenta no fue propiamente realizada por el FRAP, sino por su predecesor el Comité pro-FRAP.

FRAP-2
Insignia del FRAP.

El bienio 1974-1975 fue un momento de agitación para este grupo. Este lapso fue percibido por el PCE (m-l) y por el FRAP como una situación prerrevolucionaria de masas. Se impondría, con ello, el voluntarismo de cara al cambio político. Unido a ello, la “legitimación histórica” de su discurso de la violencia, con usos justificativos y fundada en el pensamiento de los clásicos del marxismo y en las experiencias de su aplicación, generó un crecimiento de la violencia buscando un amplio movimiento de ruptura política con la Dictadura Franquista.

La lucha continuó bastante activa con actos de terrorismo personal y otro de menor intensidad contra intereses económicos durante los años siguientes, siendo uno de los grupos más beligerantes y también uno de los que más sufrió el peso de la acción represiva del estado, sobre todo hasta el fallecimiento de Franco.

La celebración de las elecciones generales del año 1977, las primeras democráticas desde la década de los treinta y el apoyo popular nada desdeñable cosechado por los partidos de izquierdas a los que desde el PCE (m-l) se tildaba de revisionistas y traidores a la lucha obrera (PSOE, PCE y PSP lograron en conjunto 143 escaños y cerca de ocho millones de votos válidos). Debido a ello su militancia poco a poco fue decayendo, ya fuera por convencimiento o por detenciones.

La actividad armada del FRAP, bastante fuerte durante la década de los setenta y destinada sobre todo al hostigamiento de los llamados “hombres de uniforme” (fuerzas de orden público) se cobró la vida, según datos de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, de seis personas antes de extinguirse al viento de la Democracia en España y del languidecimiento del comunismo a nivel internacional.

¡Devolvamos los perros a las perreras!: los GRAPO.

Si un grupo de izquierdas destacó por su beligerancia durante la Transición esos fueron los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre, los GRAPO.

Nacidos a mediados del año 1975, cuando Franco se encontraba ya en sus últimos meses. Su creación se producía al calor y como brazo armado de otra de las esciciones surgidas de la adopción del llamado eurocomunismo por parte del PCE: el Partido Comunista de España (reconstituido). Dichas organizaciones marxistas-leninistas acusaban de revisionismo no sólo a los grupos moderados de la izquierda española, sino también a Carrillo y al PCE, por lo que giraron hacia posiciones pro-chinas.

La primera acción armada perpetrada que se suele atribuir a los GRAPO acaeció el 2 de agosto de 1975 en el canódromo de Madrid, cuando varios miembros de la banda atentaron contra una pareja de la Guardia Civil, resultando muerto uno de ellos y su compañero, herido de gravedad.

Entre sus miembros más destacados se pueden mencionar a Fernando Silva Sande “Antón”, Francisco Brotons Beneyto o, el pseudohistoriador conservador Pío Moa.

grapo newasz
Recorte de prensa en la que se relata un atentado del GRAPO.

Desde entonces la espiral de atentados no tuvo freno. Si bien en el FRAP existían dudas sobre si los actos de terrorismo contra la integridad de las personas debían ser el centro de la lucha, en el caso del GRAPO no quedaba duda alguna en un principio. Ese mismo año 1975, el grupo asesinó a cuatro policías nacionales más el 1 de Octubre, atentado que daría nombre a la banda. En resumidas cuentas, los GRAPO habían asesinando en apenas un año a más personas que el FRAP en toda su historia.

Una vez fallece Franco los GRAPO continúan con la actividad armada a través de otras acciones terroristas. Durante los años del cambio de régimen realizan secuestros y atentados con fuerte repercusión social. La amnistía de presos políticos anunciada para 1976 y los golpes asestados por las fuerzas del estado convirtieron al PCE (reconstituido) en un grupo minoritario. Los GRAPO mantuvieron esporádicamente sus acciones armadas a pesar de que varias veces se dio por desmantelada a la organización. A pesar de que la mayoría de sus acciones estaban enfocadas hacia individuos pertenencientes a las fuerzas de orden público, también perpetraron atentados de otros tipos. Entre sus acciones violentas contra el poder político aparece el secuestro en 1976 del presidente del Consejo de Estado, Antonio María de Oriol y Urquijo, y posteriormente en 1977 el del presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar, Emilio Villaescusa Quilis. Ambos terminaron el 11 de febrero tras ser liberados por la policía. Pero sobre todo resalta el asesinato del presidente de la Sala VI del Tribunal Supremo, Miguel Cruz Cuenca.

Muertes GRAPO
Tabla de elaboración propia con datos de la Fundación Víctimas del Terrorismo.

En 1982 los GRAPO declaran un alto el fuego al gobierno presidido por Felipe González y, tras las negociaciones con el Ministerio del Interior en 1983 pierden aún más apoyo y parte importante de sus miembros abandonan las armas. Sólo unos pocos escasamente organizados siguieron esporádicamente colocando explosivos, realizando atracos y extorsionando con un apoyo social inexistente. A lo largo de su historia han asesinado a 85 personas, la última en 2006, siendo la mayoría policías y militares.

Si bien es cierto que la Transición fue un proceso de lento desarrollo y fructuoso resultado, algunos grupúsculos de la izquierda radical no supieron o no quisieron en principio adaptarse al nuevo marco de democracia liberal, ello dentro de un clima de tensión violenta como es el que caracteriza al de la España de los setenta y que cristalizó en un choque continuo y sangriento contra todo lo que representaba al viejo estado que evanescía no sin oponer resistencia (será tratado en la tercera entrega), pero también poniendo palos en las ruedas a un débil y naciente estado de derecho en el que muchos de estos individuos no creían.

Javier Sierra

La Pirámide Inmortal

El pasado 10 de Septiembre Javier Sierra presentó en el Templo de Debod, su nuevo ejemplar “La Pirámide Inmortal”. Y que mejor sitio para ello, que este monumento arquitectónico singular  (del que gozamos los españoles en el corazón de Madrid), para mostrarnos la obra renovada de su primer trabajo “El secreto egipcio de Napoleón.

El autor nos recibió en el exterior del templo, donde nos introdujo en el pensamiento dOLYMPUS DIGITAL CAMERAe los antiguos egipcios para poder darnos una visión del porqué de esta edición. Según Javier Sierra, en la cultura egipcia algunos templos eran levantados donde anteriormente existían ya otros cimientos antiguos, él ha querido realizar ese mismo proceso con su obra, introduciendo nuevos elementos como Maat (muy presente a lo largo de la novela), que es  la diosa del equilibrio.

Sigue leyendo

mercosur-San Juan

Mercosur: Un mito de la integración latinoamericana

Termina el Mundial de Brasil y las sensaciones para las dos grandes selecciones de América, Brasil y Argentina, son cuanto menos agridulces. Quizás con el tiempo se valoraran más los resultados, sobre todo con los recursos con los que ambos conjuntos enfocaban la competición, pero la finalización del Mundial también supone la vuelta a la normalidad de las sociedades argentina y brasileira.

Argentina y Brasil, Brasil y Argentina, no importa el orden de los factores de las dos tradicionales potencias de la región sudamericana, fronterizas y tradicionalmente en conflicto, no siempre del todo pacífico, por la hegemonía del subcontinente sudamericano, sobre todo durante unas dictaduras militares que buscaron enemigos fuera que focalizaran el fervor nacional (véase Malvinas).

Sigue leyendo

populismo

Cómo conocí a vuestro padre (político): Definiendo el populismo.

En el análisis político actual se han generado una serie de términos-comodín los cuales el tertuliano o el político de turno se encuentra muy acostumbrado a repetir una y otra vez cuando lo que dice el oponente no le gusta. Frases como: “su argumento es una falacia…”, “eso que usted dice es demagógico…” o “esa medida es populista…” son normales en cualquier confrontación política, el problema es que una gran parte de los que las utilizan desconocen los significados de dichos términos. Sigue leyendo

La ciudad olvidada y su poeta maldito

Llevo unos días pensando sobre qué escribir para Aquí Fue Troya, la verdad es que muchos temas se me pasaron por la cabeza en ese tiempo, algunos de ellos espero que puedan materializarse, mientras que con otros no sucederá lo mismo. Y sí, sé que os debo la segunda parte del post sobre el chavismo, pero ese llegará en la siguiente entrada.

Parece que la suerte o la inspiración se alió conmigo, pues en una de las noches en las que buscaba algo nuevo que leer tras haber terminado una novela, apareció ante mis ojos una versión de Nadja, de André Bretón (la cual recomiendo salvajemente, como casi todo lo que tenga que ver con el dadaísmo y el surrealismo) que poseía desde hace tiempo y que me hizo recordar que Bretón vino a Tenerife en los años treinta a una Exposición Surrealista, cuando venir a Canarias era casi como irse al fin del mundo.

En realidad no voy a hablar de André Bretón, sino del autor maldito que esa magnífica generación surrealista dejó en Canarias: Domingo López Torres.

Probablemente a la mayoría de personas que lean este pequeño post desde la Península u otros lados del globo jamás habían oído este nombre antes. No se preocupen, su figura en el ámbito canario no es excesivamente conocida, ha sido uno de esos personajes que se ha borrado (o se han encargado de borrar) del imaginario colectivo.

Domingo López Torres nació en 1907 en la capital de la isla de Tenerife, mostrando actitudes y aptitudes desde joven para el arte, ya que aún siendo autodidacta y de extracción social baja, supo hacerse un hueco entre los autores de vanguardia del archipiélago, siendo solamente un joven.

López Torres consiguió rápidamente y con sólo 25 años colarse en un grupo en el que estaban literatos como Domingo Pérez Minik, Agustín Espinosa, el gomero Pedro García Cabrera o Emeterio Gutiérrez Arbelo, pero en el que también habían artistas de otras ramas como el magnífico pintor Óscar Domínguez, por el cual tengo una predilección personal especial.

Marxista y revolucionario hasta las últimas consecuencias, vivió durante los años de la II República su época más dorada, a pesar de que ya desde finales de la década de los veinte, en plena dictadura de Primo de Rivera, había escrito su principal obra: Diario de un sol de verano.

Autor de literatura, también lo fue de artículos con una implicación política notable durante el período republicano en su edición Cartones, desde la cual lanzaba sus consignas revolucionarias, en una época en la que Santa Cruz tuvo el mayor despertar libertario que se recuerda con una importancia del componente anarquista que pudiera parecer sorprendente en la ciudad actual, la cual tiene una tendencia conservadora mayor que la mayoría de ciudades del archipiélago y, por qué no decirlo, del resto del estado.

Expos
Octavilla de la Exposición Surrealista de 1935 en el Ateneo de Santa Cruz de tenerife

Esa Santa Cruz fue la misma que acogió la Exposición Surrealista de 1935, a la cual acudieron los franceses André Bretón y Benjamin Peret y donde se expusieron obras de autores nacionales como Picasso, Dalí, Miró o el propio Óscar Domínguez, así como de artistas internacionales de la talla de Hans Arp, Ives Tanguy o Giacometti (la cual fue ofrecida al Cabildo por entonces y no quiso comprar). También esa fue la Santa Cruz donde se editó la famosa revista Gaceta de Arte entre 1932 y 1936, dirigida por el pintor y crítico de arte Eduardo Westerdahl y en la cual colaboraron no sólo los autores del círculo surrealista canario, entre los que se encontraba López Torres, sino también autores de renombre internacional como Le Corbusier, Gertrude Stein o el propio Tristan Tzara.

Esa isla de Tenerife era uno de los centros de la cultura no sólo del país, sino también a nivel internacional, donde este grupo surrealista se desvincula de las líneas principales nacionales existentes en la península, las cuales seguían líneas editoriales favorables al señorío hispano y la inteligencia nacional. Este grupo no era tan “provinciano” en ese sentido, su vocación era internacionalista y universalista. Como exponía Westerdahl en la editorial de la primera editorial Gaceta de Arte allá por 1932:

Conectados a la Cultura Occidental, queremos tendernos sobre todos los problemas, en el contagio universal de la época. Sin huir el pensamiento, sin buscar refugio en tratamientos históricos para los fenómenos contemporáneos. Nuestra mirada llena de luz intelectualista de la época. Recorrerá todos los procesos artísticos que tengan un carácter histórico formal. Nuestra posición de isla aislará los problemas a través de esta soledad propia para la meditación y el estudio procuraremos hacer el perfil de los grandes temas, descongestionándolos para buscarles una expresión. Creemos movernos entre naciones. Ser isla en el mar Atlántico (Mar de la Cultura) es apresar una idea occidental y gustaría, hacerla propia despacio, convertirla en sentimiento. Queremos ayudar a una posición occidentalista de España. Seres Atentos, amplios, jóvenes. Y cumplirá en la isla, en la nación, en Europa, la hora universal de la Cultura. Esta será nuestra política.”

En esa época, López Torres crecía como persona y como artista. La influencia personal y directa de autores como Breton hizo que su forma de ver la vida y el arte se modificara. En 1935, seguía escribiendo, en su mayoría poemas; mientras regentaba una librería-estanco donde se reunían en ocasiones no sólo la élite del pensamiento canario, sino también grupos revolucionarios.

Llegó entonces 1936, el famoso año, y con él llegaron los militares, las iglesias y los nacionalistas. También con él se fueron los bretones, el libertarismo y las exposiciones. La amplitud cromática se tornó en un monocolor ideológico donde no cabían los autores del círculo surrealista canario, ni Gaceta de Arte.

LopezTorresRetrato
Diego López Torres con Jacqueline, Peret y Breton en un camello

La mayoría de los autores consigue superar, aunque con dificultades, la férrea actitud franquista contra este círculo. No es así el caso de Domingo López Torres, el más humilde de todos, el cual es recluido nada más empezar la posguerra y la represión (la cual se puede decir que en Canarias empezó desde el mismo día de 18 de julio, debido a la práctica ausencia de enfrentamiento directo) en el tristemente famoso “horror de Fyffes”, antiguo almacén de frutas el cual era el lugar donde eran encerrados los presos esperando una decisión sobre su futuro.

De noche ya, gritando mis ausencias,

buscaba yo en las playas las formas

que dejaban las chicas en la arena.”

En Fyffes siguió escribiendo sus poemas, que se hacían cada vez más tristes y sombríos debido a su penosa situación. Aunque también seguía evocando a su principal amor: el mar. Un mar que no sólo fue digno receptor de sus mejores poemas sino que también, en última instancia, recibió su cuerpo encerrado dentro de un saco en los primeros meses de 1937. No hubo suerte que permitiera la libertad que otros compañeros sí tuvieron, ni lágrimas en una ciudad que nunca más supo de su “hijo maldito”. Su ideología, pero también sus ansias de libertad y su extracción social le condenaron no sólo a la muerte, sino también al olvido. Sólo quedaron unos versos de su amigo García Cabrera como epitafio en una tumba inexistente:

“… si quieres quedarte con la verdad de sus sonrisas,

devuélveme su muerte al menos,

su muerte es mía y no te pertenece”

Discurso de Martha C. Nussbaum. Principe de Asturias 2012

Os dejamos el discurso de Martha C. Nussbaum en la recogida de su premio Príncipe de Asturias de las Ciencias Sociales. Un auténtico alegato a la necesidad de una educación basada en las ciencias humanas y no en la creación de meras herramientas de trabajo.

Problemas técnicos.

Estamos de vuelta por fin.

Aquifuetroya ha estado teniendo una serie de problemas técnicos. Unos “jaquers” entraron en nuestra cuenta y la utilizaron como puente hacia una página clon de un banco para …. bueno, que nos fastidiaron el tema y hemos tenido que arreglarlo, con mucho trabajito debido a la incompetencia del administrador de este humilde sitio y a las fechas tan difíciles en la que nos encontramos.

Una vez más, debemos agradecer a a1tinta toda su ayuda y el nuevo diseño que nos ha regalado. Esperemos que esta vez duremos más sin problemas ni ataques varios, y que podamos disfrutar de esta parcela que nos ofrece internet para leer, charlar, aprender y disfrutar de nuestra pasión.

Sin más, un fuerte saludo para todos nuestros fieles, en breve volveremos a estar activamente activos publicando como si no hubiera mañana. Además puedo anunciar que en fechas próximas tendremos algún que otro sorteo para vosotros.

Muchas gracias por vuestra paciencia.

Se os quiere.

Perdón, perdón y PERDON

 

¿Veis esa cara? Algo parecido a ese ha sido el momento en el que he visto que Aquí Fue Troya había perdido el diseño tan bonito que realizó, con toda su alma, su altruismo, su amor incondicional y su amabilidad, @a1tinta para nosotros. Lo he roto yo, y por eso os pido perdón.

“Pero, ¿porqué lo has roto alma de cántaro?”, pues la respuesta es un gran PERDÓN a nuestros lectores. Desde hace un mes o así, en días alternos, nos encontramos al entrar en el blog con una petición de un applet de java de la que nosotros no sabíamos nada. La primera vez que apareció, y con al ayuda inestimable de tuiteros de la talla de @malditofriki, @a1tinta (el pobre se ha ganado el cielo con nosotros) y yo conseguimos dar con el problema y solventarlo. Cambiamos todas las contraseñas dehosting, dominio, FTP, y demás cosas de los interneses, pero parece que no funcionó, y volvió a aparecer un par de veces más. Desde entonces tuvimos días tranquilos sin applets gorrones que se apuntaran a una fiesta a la que nadie les había invitado.

Hoy volvió a aparecer el maldito… y en mi afán por eliminarlo y que no supusiera ningún problema para vosotros, borré algo más que las líneas de código insertadas por “yonosequién”, y hemos estado unas 3 horas con el blog en una versión extraña de web. Al final hemos podido solventarlo.

Por ello, os pido perdón a todos, y deciros que si al entrar en Aquifuetroya os encontráis con una extraña petición en pantalla, no la aceptéis nunca, y reportadnos por Twitter, Facebook o mail para que lo solventemos en el menor tiempo posible.

 

Un gran saludo y muchísimas gracias por todo vuestro apoyo.

Camisetas

Desde los albores de la Humanidad nuestra especie (Homo Sapiens Sapiens, no la “mujer sapiens” del anuncio, que en todo caso sería una Mulier Sapiens, y ni siquiera) ha sentido la necesidad de vestirse. Ya fuese por frío, por comodidad, por decoro o por admoniciones paternas del tipo “¿vas a salir con esas pintas?” o “llévate una rebequita, que refresca”, llevamos miles de años de historia del atuendo.

Miles de años de historia. Del atuendo. Un artículo titulado Camisetas. Y éste es un blog de Historia.

Tú también puedes ser una moderna por 15€.
Tú también puedes ser una moderna por 15€.

Si habéis atado cabos habréis llegado a la conclusión de que Aquí fue Troya se lanza al mercado textil. Ya, no somos Adidas, no somos Zara, no somos Kukuxumusu, ni tenemos su diseño, sus precios o su omnipresencia, respectivamente. Pero tenemos algo que ellos no tienen: un 23% más de amor y un 178% más de ansia por fardar de ser historiadores, si es que se puede fardar de ello.

Así pues, tras una profunda reflexión grupal y alguna que otra cerveza, los miembros de Aquí fue Troya decidimos lanzarnos a la venta de camisetas. Pero no unas camisetas cualquiera, no. En este caso son unas camisetazas de una calidad, unos acabados, unos conceptos, unos dibujitos y un frikismo que nos las quitan de las manos, primos.

¿Sólo 17'50€? ¡Sale más caro robarla!
¿Sólo 17'50€? ¡Sale más caro robarla!

¡Pero eso no es todo! Si realizáis vuestro pedido ahora mismo o sois de los tres mil primeros en hacerlo recibiréis, totalmente gratis, el mayor de nuestros agradecimientos y la sonrisa de un niño. Damos por hecho que no nos haremos ricos, vale, aunque a cambio ganaremos unas perricas para pagar el dominio del blog. Porque ésa es nuestra intención: que Aquí fue Troya sea capaz de financiarse y cumplir así el sueño de todo dictador, esto es, la autarquía. Y sin encima depender de patrocinios exteriores ni publicidad invasiva.

Desde ya mismito podéis echarle un ojo a nuestra colección de camisetas, bien en la tienda que hemos abierto en Qstoms o a través de nuestro perfil de Facebook. Huelga decir que iremos añadiendo más modelos para que tengáis la posibilidad de lucir unas camisetas únicas en el mundo. Más únicas que la noche de bodas de Carlos II.