Todas las entradas de: Roger Mesegué

María Antonieta, ideas tontas y zombis

Detestada por la corte y el pueblo -hasta llegar al odio puro- María Antonieta es conocida también como «L’autrechienne/L’autrichienne» -un retruécano que significa algo así como «La otra perra/La austríaca»- y «Madame Déficit» -aquí no hace falta aclarar nada-. Durante la Revolución francesa se difunde una frase que pronuncia; cuando el pueblo, falto de harina y trigo para preparar pan, se encara con ella, ésta responde: «Que coman pasteles». Seguir leyendo María Antonieta, ideas tontas y zombis

El arte y práctica de la diplomacia y la negociación en el mar océano mediante el uso persuasivo de la fuerza A.K.A. La piratería.

El embrollo de los nombres.

Al hablar de piratería encontramos distintos sinónimos asociados a este concepto: piratas, corsarios, filibusteros, bucaneros… Son varios los autores que dedican páginas y más páginas a matizar cada uno de estos nombres; tienen en cuenta su tipo de barco, sus delitos favoritos, la legislación de diversos estados… Muchas consideraciones para sólo poder diferenciar de manera clara entre corsarios y el resto.

Seguir leyendo El arte y práctica de la diplomacia y la negociación en el mar océano mediante el uso persuasivo de la fuerza A.K.A. La piratería.

Lista de razones para ser – o no – Historiador

Esto que lees es una lista sobre ser historiador; por si lo eres, te lo planteas o tiraste la toalla. Como cualquier otra «lista de» es totalmente subjetiva: daré unos motivos que ya conoces, unos que no, y me dejaré otros que se te ocurran. Me olvidaré de mencionar otros que no pensamos ni tú ni yo. Hay pros y contras; motivos por los que ser historiador y otros tantos por los que dedicarte a otra cosa. Sexador de pollos. Atracador de bancos. Boy o stripper. Como esta lista, las hay a montones por la red. Algunas a favor, otras totalmente en contra; no hay término medio: o es todo fantástico y de color de rosa, o todo es un asco y de color negro. Seguir leyendo Lista de razones para ser – o no – Historiador

Algunos hombres malos. Nicolás Maquiavelo.

 

«-¿Alguna vez te preguntas si eres un hombre malo?  -No. No me lo pregunto, Marty. El mundo necesita hombres malos. Somos los que mantenemos a raya a los otros hombres malos».

Nic Pizzolatto, True Detective

No es una novedad que el término «maquiavélico» aparezca vinculado a cualquier aspecto negativo de la política. Desde que escribe El Príncipe, hace quinientos años, el florentino Nicolás Maquiavelo acarrea una leyenda negra, un halo de perversión y maldad en el que se inspiran distintos líderes políticos -de dudosa moralidad todos ellos-. No hace falta más que ver algunas ediciones del libro, comentadas por personajes como Napoleón y Mussolini, para reafirmarse en la idea. Seguir leyendo Algunos hombres malos. Nicolás Maquiavelo.

Anabaptismo: del sueño a la pesadilla (y II)

[Este artículo es la continuación de éste, publicado hace unos días. Si no lo leíste es recomendable que lo hagas para terminar de entender qué está pasando aquí. Gracias. De nada. A mandar].

Tras Frankenhausen y entre bastidores

«La represalia de los Príncipes se ha revelado a la altura del desafío que lanzamos. Las cabezas de los campesinos permanecen agachadas sobre los arados: ya no son los que empuñaron las hoces como si fueran espadas» [1].

Seguir leyendo Anabaptismo: del sueño a la pesadilla (y II)

Anabaptismo: del sueño a la pesadilla (I)

«Fueron días de tempestad, recorridos por voces cargadas de inconformidad y rabia. Hoces transformadas en espadas, azadas convertidas en lanzas, hombres sencillos que dejaron el arado para trocarse en impávidos guerreros y algún anómimo leñador se puso a la cabeza de las filas de Cristo cómo el capitán más invencible de los ejércitos. Hombres y mujeres que unieron su fe e hicieron de ella una bandera de venganza y que, en nombre de Dios y bajo la doctrina del Anabaptismo, comenzaban a considerarse libres e iguales» [1]. Seguir leyendo Anabaptismo: del sueño a la pesadilla (I)