prim5_2

He venido a reinar a un país de locos

Aunque, literalmente, no fueron éstas sus palabras, por esta frase es conocido el que fuera rey de España, Amadeo I de Saboya. Amadeo nace en Turín en 1845 y muere en esta misma ciudad en 1890. Fue el primer duque de Aosta y rey de España entre los años 1870 y 1873, aunque realmente estuvo dos años reinando ya que en tiempo real, juró la constitución el 2 de enero de 1871 y abdicó en febrero de 1873. Pero, en este breve período de tiempo, el reinado de Amadeo se caracterizó por una palabra: inestabilidad. Amadeo, segundo hijo del matrimonio entre Víctor Manuel II, rey del Piamonte, de la casa de Saboya; y María Adelaida de Austria, bisnieta del que fuera rey de España, Carlos III. Amadeo recibió una educación militar y fue masón de grado 33.

22.El rey Amadeo I de Saboya (1845-1890), rey de España desde 1870 a 1873. Museo de San Fernando

El reinado en España le viene por casualidad. Tras la Revolución de 1868 y la salida del trono de Isabel II, se instaura en España un gobierno provisional donde se sitúa al frente el general Serrano. Tras una convocatoria de Las Cortes, se crea la Constitución de 1869, la cual aprobaba una monarquía constitucional. En estos momentos, hay en el país una situación más que insostenible. Una grave crisis económica y social y un estado convulso que tiene al que enfrentarse a los independentistas de Cuba desde 1868 y en poco más de un año comenzará la Tercera Guerra Carlista. Las Cortes, con el general Prim como gran valedor, aprobaron la llegada a la monarquía de Amadeo I de Saboya por varias cuestiones. La primera porque era descendiente de la monarquía española (Carlos III), la segunda porque era católico, pero la tercera era la más convulsa, era progresista. En el parlamento fue el más votado, pero era rechazado por los carlistas, borbónicos y republicanos, además del rechazo del pueblo, sobre todo por la barrera del idioma y por haber nacido en el país transalpino. Amadeo I apoyaba la desamortización y su padre clausuró los Estados Pontificios, razón por la que no llegó con buen pie a su nuevo reinado.

El 4 de diciembre de 1970 acepta su nuevo cargo en Florencia tras la petición que le realiza una comisión parlamentaria. Pero, al llegar a Cartagena, el 30 de diciembre de 1870, muere el general Prim, su gran valedor, tras las heridas producidas por un atentado en la calle del Turco de Madrid el día 27 de diciembre. El 2 de enero de 1971 llega a Madrid, lo primero que hace es ir a rezar al cadáver de Prim en la Basílica de Nuestra Señora de Atocha. Por la tarde, acude a las Cortes para jurar la Constitución.

 Amadeo_I_frente_al_féretro_del_general_Prim_de_Antonio_Gisbert_1870

Pero, sin el general Prim, la oposición se hace más fuerte. No sólo por carlistas  republicanos, sino porque se resquebraja el partido mayoritario. A partir de estos momentos vivimos uno de los momentos de mayor inestabilidad política dentro de la historia de España, donde podemos ver seis ministerios y tres presidentes (Serrano, Zorrilla y Sagasta) en apenas dos años. La oposición se hace más fuerte cuando Amadeo casi muere en un intento de asesinato el 19 de julio de 1872. Es aquí cuando pronuncia su famosa frase <<Ah, per Bacco, io non capisco niente. Siamo una gabbra di Pazzi>>, traducido más o menos sería así: <<Ah, por Bacco, no entiendo nada, esto es una jaula de locos>>. En cierto sentido, esta frase tenía bastante razón, primero porque sólo un año y medio antes, Las Cortes, les había votado para ser el nuevo monarca, luego casi muere en un atentado.

Pero la peor situación llega cuando estalla la Tercera Guerra Carlista y comienza el recrudecimiento de la Guerra de los Diez años de Cuba. En 1873, la coalición gubernamental se separa definitivamente presentándose por separado en las elecciones. La situación se agrava cuando se produce un conflicto entre Ruíz Zorrilla y el Cuerpo de Artilleros. Zorrilla intentó disolver dicho organismo militar, los artilleros propusieron a Amadeo prescindir de las Cortes e instaurar un gobierno autoritario.

Tras este conflicto, el 11 de febrero de 1873 se le comunica a Amadeo su despido. Éste, recogió a su familia, renunció al trono y se refugió en la embajada italiana. Fue su esposa quien leyó el discurso de despedida de Amadeo, donde agradeció que le dejaran ser rey, pero que no pudo hacer lo que pretendía, al fin y al cabo, vino a reinar a un país de locos. La misma tarde del 11 de febrero de 1873 se proclamó la I República Española.

Be Sociable, Share!

2 pensamientos en “He venido a reinar a un país de locos”

  1. Estoy con los pensamientos y palabras de S.M. Amadeo I. Vergüenza y desolación me causan sus palabras y sus censuras; Sobre todo por el paralelismo que demostró en 1872, y las locuras que diagnosticó hasta 1876 (fin de las guerras carlistas), incluídas las locuras de la I República ( entre los años 1873 hasta 1834), la guerra de Cuba y -por si fuera poco- la busqueda a su locura en una II República en 1931) el hundimiento de esta por un Golpe de Estado del general Franco y la vuenta de los bórbones con D. Juan Carlos, la Abdicación ensu hijo y la nueva petición y locuras semejantes para la III República .. ¿o nueva locura?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>