A vueltas con Odyssey

El pasado día 21 de Septiembre, el undécimo tribunal del circuito de apelación de Atlanta, determinó dar por buena la decisión del tribunal de Tampa por la cual se obligaba a la empresa Odyssey a devolver a España los restos encontrados en el pecio de “Nuestra Señora de las Mercedes”.

La fragata Nuestra Señora de las Mercedes se hunde tras explotar su santabárbara

El día 21 de Septiembre, el caso Odyssey quemó una nueva etapa en lo que parece ser el camino hacia la recuperación de los restos arqueológicos sustraídos por la empresa de cazatesoros Odyssey en el pecio de Nuestra Señora de las Mercedes. El 11º tribunal del circuito de Apelación de Atlanta daba por buena la sentencia del tribunal de Tampa en la que se declaraba no competente y daba por buena la tesis de que la fragata Nuestra Señora de las Mercedes era un buque de estado a cuya propiedad el Estado Español no había renunciado.

Un buque de estado o un buque mercante

Los principales argumentos de una y otra parte en el caso Odyssey se desarrolla en torno a la naturaleza del buque Nuestra Señora de las Mercedes. Mientras la empresa Odyssey reclama que el buque se encontraba realizando operaciones mercantiles y por tanto debe ser considerado un mercante, el estado español sostiene que la fragata era un buque de guerra, esto es, de estado y que su misión no anulaba su naturaleza beligerante. ¿Por qué es importante la naturaleza del buque?

La legislación internacional establece una distición en lo que a barcos hundidos se refiere: barcos privados (mercantes, pesqueros, de paseo…) y barcos de estado. Si se trata del primero, la legislación internacional bajo la que estaría amparado el descubrimiento del pecio en aguas internacionales favorecería a la empresa Odissey pues imperaría el derecho de “búsqueda y rescate” que, resumido, viene a decir: quien lo encuentra se lo queda. Por el contrario, si se trata de un “buque de estado”, el barco está protegido por una doble consideración: la de buque de estado y la de cementerio militar en cuyo caso, Odissey habría realizado una acción ilegal bajo una legislación ratificada por los EE.UU. y se vería obligado a devolver todos los restos extraídos del pecio. Para que un barco sea considerado bajo la protección de esta denominación debe haber sido un barco militar y el estado al que pertenece no puede haber renunciado jamás a su propiedad (cosa que sí hizo España en el caso de Nuestra Señora de Atocha).

Las sentencias hasta el momento dan la razón a España y consideran a la fragata como buque de estado, por tanto, protegida por la legislación internacional que ambos estados (EE.UU. y España) ratificaron en su momento. Odyssey, parece, lo tiene crudo para cambiar las tornas a su favor, aunque el tribunal aun podría reconsiderar su último fallo y la empresa aun podría apelar al Tribunal Supremo de los EE.UU.

Miembros de la empresa Odyssey muestran la carga de monedas

¿Un tesoro en monedas?

Los medios de comunicación han seguido recalcando el “valor” de la carga de monedas extraída por la empresa Odyssey del pecio de Nuestra Señora de las Mercedes. Desde Aquí Fue Troya nos gustaría, para terminar, dejar claro un aspecto de nuestra legislación.

Tanto las leyes de protección del patrimonio como los tratados internacionales firmados por nuestro país (en concreto la Convención Unesco sobre la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático), prohíben expresamente la venta y comercialización del patrimonio histórico español. Es decir, la vuelta de los miles de monedas de plata de la fragata hundida, no suponen ningún tipo de panacea para salir de la crisis económica que nos agobia. Esto no quiere decir que una rentabilización del descubrimiento no sea posible. La creación de exposiciones, museos y eventos culturales, si son bien gestionados pueden suponer un gran impulso económico. Ejemplos como el del Vasa en Suecia o Roskilde en Dinamarca son modelos en los que la inversión en patrimonio han tenido una buena amortización económica.

Enlaces relacionados:

– 21 de Septiembre de 2011: El tribunal de apelación ratifica la decisión de Tampa (El País, El Mundo, ABC, Miami Herald)

- 24 de Diciembre de 2009: El Tribunal de Tampa falla a favor de España (El País)

- Convención Unesco sobre la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático (Unesco, 2001)

Be Sociable, Share!

8 pensamientos en “A vueltas con Odyssey”

  1. Una cosa que se me escapa a mi de todo este asunto desde el principio. ¿El tesoro en manos de quién está ahora mismo? desde el principio me quedó esa duda, porque si lo tiene Odissey, y el inventario parte de ellos, el mercado negro debe estar frotándose las botas. ¿qué acciones se realizan en estos casos?

  2. Piratas por aquí, piratas por allá, ye el oro…de quien será??
    Devuelvan ese oro adonde corresponde!! Por supuesto que a Sudamerica, ladrones!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>